sábado, 2 de abril de 2011

Lo viejo + lo nuevo



Un loft rehabilitado en el emblemático Edificio Copan,
de Oscar Niemeyer / Sao Paulo, Brasil.


El edificio Copan fue construido entre 1951 y 1957, y supuso toda una revolución en el diseño arquitectónico carioca. Tiene como título honorífico ser el mayor edificio residencial del mundo, ocupando un solar de 10.000 metros cuadrados y en total tiene 120.000 metros cuadrados construidos. La mole de hormigón, ha quedado para la posteridad como uno de los edificios más representativos del movimiento moderno brasileño.






Después de más de 50 años la remodelación de uno de sus apartamentos que nos muestra el fotógrafo Fran Parente. Un apartamento original de 140 m2, con tres dormitorios, salón, cocina y lavadero, se ha reconvertido en un loft contemporáneo de espacios fluidos y diáfanos, decorado en función del gusto y hobbys de sus propietarios. Los artífices de la remodelación son los arquitectos Felipe Hess y Renata Pedrosa.




La distribución primitiva ha sido completamente demolida, dejando toda la estructura a la vista, tanto los pilares como los forjados de hormigón. Ahora, las columnas que han quedado a la vista funcionan como eje de la nueva distribución.





El aire industrial del loft queda patente en el hormigón visto de las paredes y gran parte de los techos, así como en la incorporación de unas puertas plegables de acero-sin pintar- que separan el dormitorio del resto de la zona común. 
Muros de hormigón original del edificio, con las cicatrices de sus más de 50 años de historia.








Visto en: Diario Design