lunes, 23 de mayo de 2011

No todo lo viejo es tan viejo, ni todo lo nuevo es tan nuevo...


Hace unos días recibí desde DecoInspiración un post de imágenes con la remodelación de una casa rural pueblerina europea. Esas que datan de varios cientos de años de antigüedad construida con piedra, adobe y madera.
Quise ir más allá para conocer algo más sobre esta edificación porque desde la primera y hasta la última fotografía me cautivaron. La textura, el color, las vistas y ese entrañable aire viejo, rústico y natural que desprende, sumado a la decoración e interiorismo minimalista en blancos, beiges, madera, pureza... me encanta!




Es por eso que llegué a Dornob, donde junto a las imágenes describe de alguna manera una especie de admiración especial por este tipo de construcción, que es poco habitual en Estados Unidos. Pero quienes vivimos en latitudes europeas estamos más acostumbrados.




Mantener la esencia es lo que quiso hacer Christian Speck de FormZone, en esta rehabilitación y remodelación, donde la fachada externa continúa siendo prácticamente la misma, sus paredes exteriores permanecen prácticamente intactas.
Y en su interior es un arsenal sublime de ritmos visuales, manteniendo pedazos de historia junto a sus paredes y techos. Una escalera que corta el espacio entre los suelos, las paredes rocosas se sientan sobre mampostería plana y las vistas hacia el exterior, ya sea en dormitorios, cocina y salón representa una postal enmarcada del "paisaje natural" de la montaña o de la misma configuración rústica del pueblo.




Vía: DornobFormZone

No hay comentarios:

Publicar un comentario